C-0122-2-2-001
Sello de calidad Casa Country
© Caro Fader
1 /18
  • Estudio: Fernando Robles / RBL Arquitectos
  • Estilo: Actual Otro
  • Año: 2016
  • Superficie: 250 m2
  • Lugar: Buenos Aires, General Rodríguez, La Cesarina
  • Otros Detalles: : Los arquitectos Fernando Robles y Leandro Castro realizaron con arquitectura sostenible y enraizada en su tiempo esta vivienda que alude a nuestro ser tradicional.
  • Ser fiel a lo mejor de nuestras tradiciones no significa imitarlas formalmente sino, por el contrario, ahondar en su estudio y proponer soluciones nuevas que pongan en valor las técnicas constructivas utilizadas desde siempre. El proyecto de esta vivienda unifamiliar, emplazada en un barrio privado, recupera en un formato contemporáneo, algunas de las mejores tradiciones de la arquitectura que habitó estas zonas rurales, adaptándose naturalmente al paisaje y a su clima. Entender y aprender de esas técnicas dieron forma a una serie de premisas que guiaron el pensamiento y posterior ejecución del proyecto, destacándose como variables que definen el valor sostenible de su arquitectura.

    Sistema constructivo.
    El arquitecto Fernando Robles, titular del estudio, se refiere al sistema, ejecución y funcionalidades de la vivienda: “El 80 % de la obra se ejecutó con madera certificada de bosque implantado, resolviéndola con un sistema mixto de poste y viga como estrategia estructural-espacial, y se complementó con un sistema de bastidores que definieron las cajas estancas donde se dan los espacios de mayor privacidad.
    Este sistema de ejecución constructiva permite la agilización en los tiempos de ejecución con la consiguiente reducción de costos, y es muy eficiente por la extremada precisión en la técnica debido a que las piezas se preparan previamente en talleres donde se ajustan a las dimensiones del proyecto y llegan a obra con sus medidas definidas, listas para ser montadas mediante anclajes en seco. Esto reduce al máximo los desechos de materiales.
    El mismo sistema constructivo resuelve los cerramientos, tanto vidriados como opacos, transformándose así, el mismo sistema, en la mayor expresión formal de la arquitectura.
    Austera y clara, la estructura se define como principio y fin del espacio arquitectónico, sin intermediación de elementos superfluos o decorativos.

    Piso ventilado.
    La vivienda tiene como sostén de apoyo una losa cerámica liviana separada del suelo por medio de una cámara de aire ventilada, recuperando la tradición de las casas de campo. Dicha cámara recibe ventilación natural a través de caños de conexión de la misma con los patios internos, tejiendo una red de ventilaciones que cruzan por debajo de la casa conectando en sentido longitudinal y transversal los bordes exteriores con los patios de ventilación e iluminación internos. Este sistema de piso ventilado proporciona un control de humedad más eficiente que los pisos en contacto con el suelo natural.
    Al ser ejecutado 60 cm sobre el nivel natural, se reducen los movimientos de tierra para la ejecución de las fundaciones, con la consiguiente ventaja de evitar importantes movimientos de suelo.
    Esta losa se ejecutó en hormigón planchado con aditivos de cuarzo, que definieron su textura, color y dureza final, evitándose la posterior colocación de revestimientos en los pisos. El hormigón una vez fraguado se transformó en la terminación de todos los ambientes de la casa.

    Estrategias de patios.
    El proyecto construye su interioridad basado en perforar la superficie horizontal con un sistema de patios alternados que configuran una planta ampliamente porosa en términos de ventilación e iluminación natural, con la consiguiente ventaja de lograr mayor ahorro energético aprovechando mejor los medios naturales.
    De esta forma todos los ambientes de la casa reciben iluminación y ventilación natural mejorando notablemente su confort interno sin recurrir a sistemas mecánicos para lograrlo. Asimismo las condiciones de la ventilación cruzada mejoran, al poder ser manejadas tanto de manera independiente, por cada ambiente, o de manera conjunta, conectando todos los espacios entre sí a través de los patios.
    Cada patio alberga una especie vegetal que colabora con el paisaje natural de la casa, controlando el sol en verano mediante la sombra de su follaje y por el contrario, en invierno, al perder las hojas, permite ganancia solar en las distintas estancias de la vivienda.
    La incorporación de estos paisajes verdes en el interior mejora la relación de la casa con su afuera.

    Patio de agua.
    Uno de los patios interiores aloja un espejo de agua que optimiza el aire fresco en los espacios semicubiertos de estar. También se constituye en una pieza importante para la reutilización del agua de lluvia yel sistema de riego del parque.

    Sombrarlo oeste.
    Para controlar la incidencia directa del sol del oeste, tan característico de estos paisajes, se diseñó un sistema mixto de espacios abiertos y semicubiertos que se transforman en el espacio principal de ingreso y vida social de la vivienda.
    Este espacio tiene un tratamiento especial de techos, pérgolas y una trama vertical que, a manera de parasol, controla la incidencia directa del sol en horas de la tarde y se configura como sostén de especies vegetales que terminan por conformar el paisaje interior de la casa, desdibujando así los limites interior-exterior.

    Piel exterior.
    En la cara que da hacia el Este se diseñó un entramado en madera que cumple la doble función de controlar los primeros rayos de la mañana y filtrar las visuales desde la calle lindera. Una vez en contacto con el patio lateral, este entramado se abre para liberar las vistas hacia el jardín, mejorando la relación entre las visuales continuas largas del paisaje interior de la casa.
    De igual forma que la trama oeste, también aloja distintas especies de enredaderas que terminarán por acondicionar estos espacios de vida exterior internos.

    Terraza verde.
    Desde el espacio correspondiente al patio de agua se accede mediante una escalera a la terraza verde que mejora las condiciones ambientales internas de la zona de dormitorios.
    Con un diseño particular en su traza, los senderos guían al paseante, separándolo de los bordes por medio de especies vegetales de porte medio que ofician como espacio baranda logrando así un paisaje natural sin interrupción visual por el uso de protecciones horizontales.
    Este paisaje verde se incorpora al interior principal de la casa aprovechando la mayor altura de éste y la ubicación de altos ventanales orientados al sur que permite la visual directa de ese espacio natural.

    Muro térmico de guardado.
    En la zona sur se diseñó un muro conformado por un espesor de 0,80 cm con área de guardado que mejora el control térmico de las desfavorables condiciones climáticas que predominan desde ese cuadrante. En él se alojan espacios de apoyo como vestidores y zona de parrilla, a la vez que ofrece un claro cierre de la vivienda hacia ese lateral.

    Suelo vegetal.
    El perímetro de la vivienda se trató con suelo cubierto de vegetación y para los espacios de ingreso y expansión de la zona de parrillas se eligió un solado mixto que incorpora 50 % de especies vegetales. El objetivo fue no generar cerca de los límites de la casa ningún plano horizontal que absorba radiaciones solares y que puedan ser transmitidas al interior.
    La incorporación de especies vegetales de distinta magnitud en este perímetro contribuye a mejorar el control térmico de las líneas de borde”, concluye el arquitecto Fernando Robles, y deja un comentario sobre el aporte de la arquitectura al medioambiente: “Aspiramos a seguir aprendiendo de las tradiciones arquitectónicas que durante siglos habitaron nuestros paisajes y se transformaron en abrigo del hombre, recuperando una de sus mejores condiciones como aporte a nuestro ambiente -el sentido común- sin renunciar al uso de las técnicas proyectuales y constructivas que definen nuestro ser contemporáneo”.



« Volver

Otras Obras de Fernando Robles / RBL Arquitectos

No se encontraron obras realizadas por este estudio.