C-0120-2-4-012
© Ale Peral
1 /12
  • Yacht House
  • Estudio: OON Architecture
  • Estilo: Actual Racionalista
  • Año: 2019
  • Superficie: 520 m2
  • Lugar: Buenos Aires, Tigre, Nordelta, Barrio El Yacht
  • Otros Detalles: Con diseño y dirección de obra de OON Architecture, un estudio de diseño que cree firmemente en soluciones arquitectónicamente simples, aunque no necesariamente fáciles, y ejecución de ROBRA Construcciones, empresa especializada en la ejecución de viviendas unifamiliares de alta gama, en Casa Yacht se desarrolla un programa fuera de lo común. Cálculo estructural: Ing. Daniel Gordano
  • La casa está situada en el Yacht de Nordelta, en un lote de 1000 m2 que desciende abruptamente en el fondo hacia uno de los canales del barrio conectados al río Luján. Una de las características principales de la urbanización es su carácter náutico, que permite contar con una amarra propia en el jardín y tener acceso directo al Delta.
    La vivienda busca adaptarse a las necesidades de un usuario con un particular interés por los autos deportivos, motos y embarcaciones, por lo que debía desarrollarse un programa fuera de lo común.
    El lenguaje se define bajo una marcada impronta geométrica, y el programa aparece contenido en dos volúmenes interceptados que dan como resultado morfológico una pieza simple pero con una marcada identidad. La distribución programática se ordena en los dos niveles con que cuenta la casa y separa los espacios públicos de la planta baja de los privados, en la planta alta. Las funciones se articulan en torno a un claro eje central en doble altura que parte a la planta en dos y contiene la circulación vertical.
    Al aproximarnos a la casa aparece el volumen principal de la planta alta que parece desafiar la gravedad y enmarca los dormitorios que dan hacia el frente, generando un gran espacio semicubierto de guardacoches exterior. Este volumen aparece interceptado por otro, en planta baja, que jerarquiza el acceso a la vivienda y conforma la vidriera para un área de exhibición de motos de competición. Al atravesar este umbral nos recibe el eje ordenador en doble altura, atravesado por un puente de vidrio y la escalera, que lleva a transitar los diferentes ambientes en torno al gran volumen vidriado interno que contiene el lugar más singular de la casa: un taller con dos elevadores que permiten alojar cuatro autos deportivos que se aprecian desde las áreas públicas circundantes. Este espacio se desarrolla en doble altura para poder contener los monta autos, y cuenta con acceso a través de una escalera independiente a una suerte de sala “secreta” de música y cava para degustación de vinos, que balconea sobre el taller hacia un lado y disfruta de visuales abiertas al río hacia el otro.
    Hacia la izquierda aparece la cocina comedor diario con una espalda de servicios, y hacia la derecha un gran living comedor con la vidriera de exposición del taller de fondo. En planta alta, y con vistas al río, aparece la suite principal, escoltada por dos dormitorios en semisuite y un salón de juegos hacia el frente.
    La paleta de materiales se reduce a una envolvente blanca dada por la continuidad pisos-paredes-techos, con aleros revestidos en madera enmarcando las vistas desde el interior, que se potencian a través de las caras de los volúmenes, desmaterializadas en grandes paños de vidrio. Como una constante en este tipo de diseños se buscó transgredir los límites, haciendo que los elementos horizontales y verticales interiores de pronto se transformen en exteriores, complementando esto con la utilización de grandes aleros que, desde el interior, parecen adentrarse en el afuera.
    Los solados interiores continúan su camino hacia el exterior, aprovechando la fuerte presencia del agua del canal y el desnivel del terreno, y permiten resolver las situaciones del afuera de la casa con la piscina como elemento vinculante entre el río y las áreas sociales de la vivienda. 



« Volver