c-0141-2-2-002
1 /3
  • Casa Alisos I
  • Estudio: Zuid Port Architects & Engineers
  • Estilo: Actual Racionalista
  • Año: 2014
  • Superficie: 330 m2
  • Lugar: Buenos Aires, Tigre, Nordelta
  • Implantada en un terreno único, con bajada a la laguna, la integración entre la arquitectura y naturaleza se presentó como elemento icónico del proyecto.
    Una de las premisas buscadas fue el intercambio directo con el espejo de agua, por lo que se resolvió obtener visuales abiertas con grandes paños vidriados, los cuáles generan diferentes situaciones solares dentro de la casa a lo largo del día.
    Desde la puerta principal se accede a un espacioso living, en el cual se destaca su amplitud, potenciándose con la doble altura, la cuál da un carácter único a la espacialidad de la casa.
    La planta alta alberga los sectores más privados de la familia.
    Se alojó allí la suite principal, espaciosa y única por su extraordinaria vista al gran espejo de agua.
    En los otros dos dormitorios de la casa, también se puede contemplar el lago, dando además una increíble sensación de amplitud y contacto con la naturaleza.
    Sobre la fachada suroeste se alojó una sala multimedia, la cuál será un espacio de interacción de carácter privado de los integrantes de la familia.
    En la planta baja, se agruparon de manera ordenada las zonas de servicio, apartadas de la casa estratégicamente sobre la fachada oeste, teniendo en cuenta que las mejores visuales están dadas al norte y al este.
    La cocina se encuentra alineada con el comedor, otorgando mayor profundidad y fluidez al ambiente.
    La entrada permite atravesar lo construido con la vista y sumergirse directamente en el espejo de agua. Se trabajó aquí poniendo énfasis en el desnivel natural del terreno para conseguir esta soñada perspectiva.
    Se eligió el vidrio DVH laminado de seguridad para los cerramientos. Las carpinterías de paños fijos inmensos reforzadas para resguardarse del clima exterior, mediante sofisticados herrajes alemanes.
    Como elemento arquitectónico de carácter protagónico, la “caja” de madera ubicada en la planta baja de la casa, da lugar a la combinación de la vida profesional con la familiar, pero conformando una célula completamente independiente a la casa.
    La escalera, conectora de las dos plantas da una apariencia rústica y sofisticada a la vez, la cuál claramente se potencia con la amplitud de la doble altura.
    La cocina, de cómodas dimensiones y doble acceso, combina la pureza del blanco en el mobiliario con lo sofisticado de su diseño contemporáneo y funcional.
    Respecto de la materialidad, la austeridad y no ostentación son las claves para una arquitectura limpia y despojada, acentuándose con los colores de los materiales y la simpleza volumétrica.
    Desde el exterior, los voladizos de grandes luces rompen la estructura, consiguiendo la percepción espacial y estética desde cualquier visual. 



« Volver