• Casa Modernismo Náutico
  • Estudio: Apa Arquitectura
  • Estilo: Actual Otro
  • Año: 2015
  • Superficie: 700 m2
  • Lugar: Buenos Aires, Tigre
  • Desarrollo: en PB, living comedor, home theatre, dormitorio para huéspedes, cocina con desayunador, gran quincho cubierto, área de SPA. Sector de servicios y 3 cocheras semicubiertas. En PA: master suite con vestidor, escritorio y atelier privado, 3 suites completas con vestidores, gran terraza con vistas al canal.
  • Otros Detalles: La casa, como enamorada del terreno, se recuesta sobre él copiándolo con sus formas geométricas y apaisadas orientadas hacia el canal navegable que la recorre por el contrafrente. El proyecto de ApaArquitectura plantea una estética de vida actual con acento en la náutica.
  • “Nuestros clientes son apasionados por la naturaleza y la vida al aire libre –comenta el arquitecto Alejandro Apa, titular de ApaArquitectura–, por eso eligieron un terreno apaisado que permitiera alojar una vivienda de alta gama y gran superficie, pero dejando un amplio espacio verde en el contrafrente. Este abra facilita las visuales hacia el canal que recorre la urbanización con salida al río Luján. El muelle, ubicado sobre el agua, es el punto de partida de frecuentes excursiones náuticas familiares que le dan a la vivienda un sentido de pertenencia al río”.
    –La fuerte relación con el agua, sea de ríos, lagos o canales, es muy frecuente en sus proyectos…
    –Es cierto. En este caso fue un pedido de los propietarios, una premisa del proyecto. Pero si no es así, igualmente trato de dotarlas de agua, al menos de piscinas lúdicas y cercanas a la casa, porque creo que el hombre y el agua deben vivir en comunión. Es nuestro elemento y debe ocupar un espacio central en una vivienda bien diseñada.
    –¿Cómo se planteó el proyecto?
    –Teniendo al canal como leit motiv, dejamos un amplio espacio verde, con pendiente hasta el balconeo previo al muelle resuelto con un deck. Se instaló la piscina a lo ancho del estar para sumar agua cercana, y, en conjunto con el estudio de paisajismo del arquitecto Marcelo D´Andrea Casas que trabaja estrechamente relacionado con el nuestro, diseñamos el escenario hacia el que se abre la casa por el contrafrente: largos arriates de madera para contener florales, peldaños de madera dura y un amplio espacio cuadrado de cemento para sentarse frente a un gran brasero de leña. Imaginar este espacio en acción en una noche de invierno, con amigos y el fogón encendido, a orillas del canal navegable, es una visión que me conmueve como diseñador y como amante del lujo bien entendido. Esto es, lujo respecto de vivir las cosas buenas de la vida, disfrutar de un buen fuego, de amigos, de una casa con un barco en su muelle…

    El proyecto
    Desde el comienzo tomamos un partido apaisado, ya que el gran terreno lo permitía y de esa manera ganábamos contacto con él. Lenguaje contemporáneo, con muros texturados tono tiza, gran portal resuelto en madera poniendo de relieve la jerarquía del acceso, aventanamientos con doble vidriado hermético y aberturas de alta prestación tono peltre, nos proporcionaron una caja contenedora de interiores muy luminosos y despojados, pues la ausencia de adornos arquitectónicos es casi total. Nos remitimos a la esencia de las formas, a la luz y a las texturas como referentes expresivas del proyecto.
    Los pisos exteriores, alisados blancos y antideslizantes en el área de piscina, tienen gran importancia porque generan un marco previo a la casa, como un acercamiento en etapas muy atractivo.
    Trasponer la gran puerta de madera principal es entrar a un mundo cómplice con el agua y de altísimo confort tanto para los sentidos como para todo el cuerpo. La puesta interior estuvo a cargo de otro estrecho colaborador de nuestro estudio, Bruckman & Chechick Arquitectos, con su show room Live In que también aporta desde hace años a nuestras obras su diseño y calidad. Se planteó una solución que integra las áreas de cocina, comedor, estar y family room en un gran espacio absolutamente abierto al afuera, pero sin olvidar la necesidad de formalizar eventualmente las áreas, para lo cual se trabajaron muebles de madera de fresno maciza con distintas terminaciones, uno de ellos conteniendo el hogar de doble boca que divide al family del estar y que se completa con dos puertas plegadizas de madera encargadas de relacionar o separar los ambientes.
    Similar separación se empleó entre el comedor y la gran cocina, con un mueble que aloja espacios de guardado hacia ambos lados.
    El resultado es un ambiente despojado de elementos utilitarios pues todo queda guardado, e híper funcional, con máxima flexibilidad de usos.
    Los ambientes íntimos se ubicaron en la planta alta, con todos los dormitorios en suite y se previeron espacios, como un atelier y un escritorio, adecuados para que los miembros de la familia puedan desarrollar allí sus actividades preferidas. Las terrazas hacia el canal reiteran la vocación de agua de la casa.

    La materialidad
    Los revestimientos fueron elegidos con dos premisas: practicidad y belleza. Como no se trata de una residencia de uso permanente, se buscaron materiales poco complicados para mantener, con la exigencia de que fueran de alta calidad y estética. Porcellanatos de grandes tamaños en tonos tiza en el gran estar; de símil madera lavada en la planta alta, y mármol en el baño de la suite principal; vestidores de carpintería diseñados a medida; escalera con baranda de acero inoxidable y diseño exclusivo; griferías y sanitarios de primeras marcas y diseños actuales, y en el quincho una importante parrilla y un horno de barro.
    Se instaló un sistema lumínico de última generación, con luminarias de bajo consumo empotradas en el cielorraso, así como un sistema de domótica que integra funciones de iluminación, climatización, audio y video, riego, control de accesos y seguridad.