• Casa Cité
  • Estudio: Etéreo Arquitectos
  • Estilo: Actual Racionalista
  • Año: 2020
  • Superficie: 390 m2
  • Lugar: Tucumán, Tafí Viejo
  • Casa Cité, es un proyecto de casa unifamiliar ubicada en un exclusivo barrio privado de Tafí Viejo, cercano a la Capital de San Miguel de Tucumán.
    El terreno de 1000m2 nos permite generar espacios que estén en constante relación con el exterior, relación que se concreta con un núcleo verde, donde se ubica un patio interno y con grandes aventanamientos de piso a techo que desdibujan los límites entre interior y exterior.
    Otro punto clave para el diseño fue generar un recorrido continuo y fluido entre los espacios teniendo el verde como articulador. Para ingresar a la vivienda se pasa a través de un jardín contenido por muros bajos y una vez dentro ese jardín y el patio interno invaden el espacio de hall y escalera. Así también el patio nos guía hacia el gran espacio de estar comedor y nos permite culminar el recorrido en la galería cuyo punto focal es el agua que cae desde planta alta a una fuente remarcada por un tabique de Hormigón. De esta forma la naturaleza logra conviertirse en un elemento de fondo constante mientras se transita la casa.
    En cuanto a la volumetría se busca jugar con elementos simples, fáciles de identificar pero a su vez que por sus dimensiones generen un impacto desde la calle hasta dentro de la vivienda. En el frente el gran volumen blanco elevado y los muros bajos del acceso marcan una horizontalidad que permite desdibujar los distintos quiebres generados en planta baja, y a su vez la puerta conecta las dos plantas y jerarquiza el acceso. En el contrafrente la galería fluye hacia el interior por la continuidad del cielorraso lo que genera un gran espacio en conjunto con el estar-comedor. La galería solo queda delimitada por el asador en un extremo, por el tabique de la fuente en el otro y una gran viga de punta a punta, dejando las visuales hacia el patio trasero totalmente libres.
    En cuanto a materialidad se juega con distintas texturas, para que la casa no solo se disfrute por las vistas, sino también a través del tacto. Las principales son la pintura acrílica para las pareces exteriores que permite unificar los volúmenes, el hormigón visto, para resaltar texturas y linealidades y la madera de guayubira que aporta calidez y distintos matices gracias a sus vetas.